Los camiones permiten un funcionamiento continuo, lo que se traduce en mayor productividad.

Gabriela Mistral es la primera operación a nivel mundial que realiza todo el transporte de sus minerales en camiones sin conductor, que se guían a través de un sistema de GPS.

Los camiones autónomos aceleran y frenan en forma precisa, lo que incide en los rendimientos de combustible y duración de los neumáticos.